Crítica/Reseña

Un mapa de la ciudad para encontrarse

Fuera-de-Temporada-..-1

Fuera de temporada
Adelmar Ramírez
Bagatela Press
Estados Unidos, 2017

Por Mijail Lamas

Fuera de temporada, de Adelmar Ramírez se inscribe en la tradición de la llamada poesía documental, que en la tradición poética de México ha sido poco estudiada desde sus procedimientos, así como desde sus antecedentes.

Este tipo de poesía, afirma el poeta norteamericano Ed Sanders, parte a grandes rasgos de los siguientes puntos programáticos que la distinguen: 1)Descripción de la realidad histórica, 2) versos de belleza lírica pueden provenir de un conjunto de datos, 3) la poesía investigativa (o documental)  está libre de capitalismos y totalitarismos por lo que se inscribe dentro del ámbito del poema social y, finalmente, 4) la poesía documental puede echar mano de todas las habilidades poéticas, metros y métodos de las últimas 5 o 6 generaciones.

Resumiendo, más que una poesía híbrida, como le gustaría a Cole Swensen, la poesía documental que se escribe en español es una poesía mestiza, para utilizar un término caro a Antonio Cornejo Polar.

Entonces, la poesía documental es resultado del mestizaje de la poesía experimental de la posvanguardia (muchos de sus procedimientos provienen de lo que actualmente se conoce como poesía conceptual o escritura no creativa según el término acuñado por Kennet Goldsmith), también recurre a lenguajes que podrían considerarse “ajenos” a la poesía lírica como aquellos provenientes del periodismo o la ciencia, así mismo es una poesía testimonial y de denuncia que no rehúye echar mano de cadencias y procedimientos de la preceptiva tradicional.

Si bien la poesía mexicana pareciera no abundar en ejemplos de este tipo, ya desde 1932 en su poema «Del pasado remoto…» el poeta Salvador Novo escribía con procedimientos que recuerdan la escritura a manera de montaje de «La tierra baldía» de T.S. Eliot, poema pionero en el uso de procedimientos documentales.

Por su parte, han sido importantes para la poesía documental escrita en México autores como Ernesto Cardenal, cuya estancia en México fue determinante para la incorporación de innovaciones propias de la tradición norteamericana, el poeta Oscar Oliva, continuador del poema documental a la manera de Cardenal (Hora 0) y finalmente José Emilio Pacheco, cuya poesía incorpora una nutrida variedad de lenguajes provenientes del periodismo, la historiografía y la publicidad.

A pesar de la escasa localización crítica del poema documental, en la actualidad, tal vez como resultado de nuestro conflictivo y violento momento histórico, libros de poesía documental han adquirido gran notoriedad y difusión, así lo han hecho notar Antígona González de Sara Uribe o Memorial de Ayotzinapa de Mario Bojórquez, que han recibido muy buena recepción crítica dentro y fuera de México.

A esta última generación de libros pertenece Fuera de temporada de Adelmar Ramírez.

A lo largo del volumen, editado por Bagatela Press, que dirige el editor, narrador y ensayista fronterizo Bernardo Jáuregui, podemos encontrar una serie de procedimientos pertenecientes al linaje de la vanguardia experimental, como la citación, el montaje, el collage, la intervención y el borrado, así como el uso de material gráfico, etcétera. Sin embargo, lo que distingue a Fuera de temporada de otros libros de poesía documental es precisamente su recurrencia hacía el poema lírico.

En Fuera de temporada abundan los poemas que recurren a la nota periodística de acontecimientos singulares, absurdos o tragicómicos, que de muchas maneras construyen un relato paralelo de la historia de violencia que ha caracterizado a Ciudad Juárez en la última década.

Estas notas le sirven al poeta de pretexto para armar el rompecabezas de la cotidianeidad de una ciudad vulnerada, pero que se resiste a desaparecer.

El poeta toma esos fragmentos de historias que pasan desapercibidas y las recupera para crear sus propias versiones de los hechos. Después de un largo trabajo de investigación Adelmar Ramírez logra dar con lo que Lorca llama ese “pulso herido que sonda las cosas del otro lado” y nos muestra una ciudad inédita e íntima.

Sus poemas son bosquejos de esa otra realidad desapercibida, el poder de esta escritura, como afirma Philip Metres, reside en su dicotomía: “la negación entre el lenguaje de la evidencia y el lenguaje de la trascendencia.

En los poemas de Fuera de temporada, el sujeto de la enunciación se desdobla y despersonifica para dar cuenta de su propia historia que es la de la ciudad en donde vive, la ciudad de la que también escapa, para volver como de un laberinto de la memoria.

Finalmente hay que decir que este primer libro de Adelmar Ramírez carece de los titubeos recurrentes en las óperas primas de jóvenes autores, pues encara con muy buen oficio cada uno de los textos, sea pues bienvenido esta primera publicación.

 

_______________________

Mijail Lamas es poeta, traductor y crítico. Su último libro de poemas es El canto y la piedra (Valparaíso Ediciones, 2017). Es editor en La EstanteríaCírculo de Poesía.

Anuncios

Un pensamiento en “Un mapa de la ciudad para encontrarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s