Crítica/Poesía/Reseña

I, Afterlife: Essay in Mourning Time, de Kristin Prevallet

51X8lTLTDcL

I, Afterlife: Essay in Mourning Time
Kristin Prevallet
Essay Press
University of Michigan, 2007

por Mijail Lamas

 

A diferencia de la antigüedad grecolatina, la elegía actual es definida no tanto por su forma (el metro elegíaco, que alterna un verso hexámetro y otro pentámetro) sino por su contenido temático, el cual suele referirse a la pérdida de un ser querido o una pérdida en general como elemento. En ese sentido la connotación del pathos o connotación emotiva se vuelve, en la elegía, un elemento fundamental de su construcción. En la tradición en lengua inglesa la elegía tampoco está asociada actualmente con algún patrón métrico determinado o de repetición. La elegía se construye entonces a partir de su temática.
Como pocas expresiones líricas, la elegía cuenta con una penetración privilegiada en el ámbito popular. Esto se debe a su fuerza expresiva, que como lamentación, se hace eco de distintos acontecimientos históricos, relacionados sobre todo con la muerte de algunos personajes importantes de la vida pública.
I, Afterlife: Essay in Mourning Time, de Kristin Prevallet es un ejemplo de la vitalidad  de la elegía como forma poética estable y dinámica. Ahí donde la muerte trastoca el sentido íntimo de las palabras y el lenguaje se vuelve incapaz de comunicar, es necesario reaprehenderlo por medio de la poesía.
Cada uno de los poemas de libro es un proceso, no de sobrellevar el duelo sino de confrontarlo, aunque esto implique revivir cada escena del suicidio del padre.
La muerte vacía de significados la palabras con que le damos sentido al mundo, así que de alguna manera también implica la desaparición del lenguaje, el mutismo del otro. La poesía recompone esa falta de sentido haciendo palpable la carencia, el vacío.
Los datos del suicidio del padre se presentan como una investigación, cuya fuente  es la información proporcionada por la policía, estos se van alternando con elementos visuales que se disponen como elementos emocionales que contrastan con el lenguaje técnico del peritaje, cuya objetividad es contundente.
El prefacio de la obra nos pone en contexto, pero no nos da todos los datos, y tiene de manera tangencial, la función de hacer una crítica a la política de venta de armas y de cómo esta propicia más violencia.
A pesar de que se cuenta con una detallada relación de los hechos, el suicidio es siempre un misterio, esa pesquisa sólo desata más preguntas.
Cunado el yo lírico se cuestiona:

“The glacier is not cold
is not a person snow
who decides to return to wather?” (p. 34)

Se refiere a la frialdad en los actos del suicida, que buscan la disolución y que inevitablemente recuerdan a aquel poema de Francisco Hernández sobre los suicidas:

“Con el cerebro convertido en iceberg nada se
recuerda. Ni la piel más querida, ni el nombre
de los hijos, ni los abrasamientos de la poesía.”

En este libro no sólo se trata de definir el dolor de la perdida, sino de definir la manera en que la pérdida es expresada a través de la poesía, de tal manera que es primordial para la autora dar cuenta de la función de la elegía como sustancia estable pero dinámica de la poesía lírica

“Elegy is the complexity of what is actually left behind.” (p. 41)

Así mismo da cuenta de que manera el pensamiento poético proporciona orden dentro de un mundo trastocado por la muerte:

“I have come to compose a fragmented system of believing. I call this poetry.” (p.45)

Kristin Prevallet actualiza el modo de la elegía tradicional, volviéndola un cuerpo textual fragmentario en el que se alternan el lenguaje investigativo, la crónica de sucesos y el estilo ensayístico.

_____________________

mijail_lamasMijail Lamas es poeta, traductor y crítico. Nació en Culiacán, Sinaloa, el 22 de febrero de 1979. Ha publicado los libros de poemas Contraverano (2007), Cuaderno de Tyler Durden seguido de Fundación de la casa (2008) y Un recuento Parcial de los Incendios, selección de poemas(2009). Obtuvo el accésit del XXVII Concurso de Poesía Ciudad de Zaragoza en 2011 y el Premio Nacional de Poesía Clemencia Isaura en 2012. Es editor de La Estantería. Twittea en @mikhailenko

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s