Crítica/Ensayo/Libros/Poesía/Reseña

El lado del dolor

miedocerval

Miedo Cerval
Aleida Belem Salazar
Poetry will be made by all!, 89plus and LUMA Foundation,
2014

Por Nadia Contreras

 


La piel humana separa el mundo en dos espacios.

El lado del color y el lado del dolor.
Paul Valery

El hombre inclina el corazón al sufrimiento. Su naturaleza, es sufrir, aún cuando el paisaje está frente a la vida. La felicidad es momentánea. El hombre experimenta el dolor que lentamente lo va cambiando; algunos, a través de éste trascienden, otros parten, como quien cierra una puerta. En esto pienso, cuando leo los poemas de Aleida Belem Salazar contenidos en su libro Miedo Cerval (Poetry will be made by all!, 89plus and LUMA Foundation, 2014).

Se divide en cinco capítulos: 1) Síntoma, enfermedad; 2) Corazón, pecho; 3) Infancia, cicatriz; 4) Tropiezos, soledad; 5) Futuro, anterioridad. Vuelvo, también, sobre aquellos autores que además del sufrimiento, tratan los temas de la ausencia, del dolor y la muerte. De la lista interminable, menciono a unos cuantos: Sylvia Plath, Alejandra Pizarnik, Gonzalo Millán, Anne Sexton, Paul Celan, Jorge Cuesta, Cesare Pavese, Enrique Lihn.

Aleida Belem Salazar (Torreón, Coahuila, 1989), nos coloca en medio de un territorio minado, más que por el sufrimiento, por la muerte:

todos los asmáticos conocemos la luz
al final del pasillo:
una inyección para abrir el canal
una inyección para reanimar los pulmones
una inyección para sortear la muerte

Quiero pensar que Miedo cerval fue escrito con la intensión de trascender el yo personal para enfocarse en el yo colectivo. La enfermedad del cuerpo, propia e íntima, cede paso a la enfermedad que quiebra por en medio la rotación del mundo. No importa, claro está, que la pregunta colectiva esté “llena de la soledad de uno”:

siempre se pregunta en singular
la pregunta colectiva está llena de la soledad de uno
se raja la pregunta en singular
una madre
una hija
siempre cosidas a la misma pregunta
del alumbramiento

Una madre y una hija cosidas al alumbramiento. Es decir, a las palabras. A la enfermedad se le da sonido, voz, ritmo; se pierde la fe en el cuerpo menguado pero no en las palabras.

Los versos de los capítulos primero y segundo, principalmente, dan cuenta de una voz que en la antesala de la edad adulta se enfrenta cara a cara con la muerte y el desamor. Los amores, ya se murieron en los ojos, dice Aleida, y en esta muerte: la fe, la solidaridad, el amor, la tolerancia, el respeto. ¿A dónde se han ido, por ejemplo, los paseos familiares, el asombro en los ojos limpios de los niños?

Es más fácil decir:
cadáver
lienzo
muerto por accidente
muerto por pérdida de voluntad

Miedo cerval, ese miedo atroz, excesivo, es metáfora de la asfixia. Veamos:

existe una costura llena de restos de piel polvorienta
uñas masticadas por la asfixia
y un ruido que lame
su propio costado

En el cuerpo o dentro del cuerpo, la enfermedad, es una alteración leve o grave del funcionamiento normal del organismo o de alguna de sus partes debida a una causa interna o externa. No obstante, ninguna enfermedad es tan cruel como la del hombre dentro de una sociedad que sin corazón se desplaza hacia el abismo. La relación paciente-doctor se repliega en el fondo minúsculo de la existencia.

La enfermedad de la sociedad aniquila pueblos, ciudades, países enteros. La poeta entonces abordará la poesía desde su propio nigredo para dar cuenta de temas urgentes: la pobreza, la violencia de género, la discriminación, la corrupción, la prostitución, la pereza espiritual, la injusticia, etc.

Refiriéndonos al epígrafe de Paul Valery, los poemas de este libro corresponden al espacio del dolor. Cerradas las páginas, los ojos se abren hacia una dimensión que supera el interés propio.

_____________________

nadia contrerasNadia Contreras (Quesería, Colima, 1976). Escritora y maestra. Sus últimos libros publicados son: Cuando el cielo se derrumbe, Pulso de la memoria, Presencias, El andar sin ventanas, Caleidoscopio y Visiones de la patria muerta. Twitter: @contreras_nadia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s