Libros/Literatura/Poesía/Posmodernidad/Reseña

La poesía de mano en mano, o de cómo leí B.A. y G. frecuentan los hoteles

ba-y-g-frecuentan-los-hoteles3

por David Ruano González

B.A. y G. frecuentan los hoteles
Abigael Bohórquez
Cuadernos del perro insurgente
México, 2009.
59 pp.

¿Cómo difundir la poesía? Algunos autores nuevos han optado por subir sus textos al océano de información que es Internet esperando respuesta; obras clásicas están fácilmente a la disposición de cualquier persona con acceso a la red. Pero ¿qué sucede con extraordinarios autores cuyos libros son prácticamente imposibles de conseguir más allá de antologías que nos dejan con ganas de más? Este es el caso de Abigael Bohórquez, poeta esencial para entender la renovación poética en México y que en los últimos años ha tenido una revaloración importante principalmente por parte de lectores jóvenes, antes relegado y marginado, por ser abiertamente homosexual.
Más allá de las distintas selecciones de poemas que se encuentran en la red, y a veces un poco repetitivas, lo libros más “accesibles” de Bohórquez son las antologías Las amarras terrestres (UAM, 2000) y Heredad (Instituto Sonorense de Cultura, 2005); con un poco más de suerte se puede conseguir Poesida cuya última edición es de 2009.
Sin embargo, hace poco, gracias a un perfil de Facebook llamado Al otro lado del libro, compré B.A. y G. frecuentan los hoteles del año 1988 (publicado en el tomo Poesía en limpio 1979-1989 de 1991), pero en una edición bastante peculiar y rudimentaria. Un colectivo-editorial llamado El perro insurgente se dedicó a imprimir este libro y armarlo a mano. Ellos nos presentan la siguiente justificación: “A esta edición no le importan ni las demandas ni los reclamos ni las histerias que los derechos de autor y demás menudencias por el estilo pudieran desatar. Esta edición busca únicamente la estricta difusión de la poesía”. Resulta heroico lo poco que les importa cualquier problema legal que pudieran enfrentar al difundir la poesía de este importante autor. No sólo resulta loable la dedicación y el tiempo que implica armar este tipo de materiales, sino el interés por difundir a la antigua lo que es de importancia literaria, mucho más allá de cualquier retribución económica. Internet podrá hacer mucho, pero el difundir de mano en mano libros bien merece la mención. Este tipo de materiales le dan a Bohórquez un carácter de culto mayor del que ya tiene, pues su obra, al no tener la distribución que sus lectores esperan, al final encuentra la manera de llegar a ellos.
En B.A. y G. frecuentan los hoteles encontramos un Yo poético que recuerda los momentos vividos con su amante de nombre G. en distintos hoteles de la República Mexicana: Distrito Federal, Veracruz, Mazatlán, etcétera. Nostalgia combinada con deseo es característica de esta voz, una voz irreprimible como las pasiones llevadas a cabo en cada encuentro hotelero.
En este libro podemos encontrar distintas características ya inherentes a Abigael Bohórquez como lo son la creación de neologismos y el increíble descaro poético para hablar tan abiertamente del otro amor, lo que aún hoy resulta desafiante, porque el lenguaje amoroso ha sido lexicalizado tanto en la poesía como en el habla cotidiana. Pero el autor de estos poemas nos demuestra que todavía se puede hablar de él sin ser necesariamente cursi.
Algo que me resulta interesante en este poemario son los nombres. Así como tendríamos que reordenar las letras B. A. para que se formen las iniciales de Abigael Bohórquez, se puede reordenar el nombre de G. (“Ge Punto”) para darnos cuenta de que el amante no es un hombre en específico sino varios y lo que persigue el sujeto de la enunciación lírica no es más que el placer, el punto G. Por ello, el poema final dice:

Así pues, para finalizar,
concluyo:
SEÑOR,
exonérame;
yo no he dañado ningún pájaro
excepto
alguno que otro

de varón

No sé qué es hoy del Perro insurgente, pues cuando compré en 10 pesos este ejemplar pedí más, pero me dijeron que era el último y quién sabe si esté planeado otro tiraje. Por cualquier cosa, existe un mail de contacto: perroinsurgente@gmail.com.

___________

DavidDavid Ruano González (Ciudad de México, 1991). Estudiante de los últimos semestres de la carrera de Lengua y Literaturas Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Ha asistido a diversos talleres de poesía y crítica. Twittea en @medoriorules.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s