Poesía/Reseña

De la tempestad, esas batallas sin tregua

El ejercicio de la tempestad

Ejercicio de la tempestad
Daniel Maldonado
Universidad Autónoma de Coahuila.
Colección Escritores Coahuilenses, quinta serie.
México, 2012,
132  pp.

por Nadia Contreras

Poesía de dolor es la que nos ofrece Daniel Maldonado en su libro El ejercicio de la tempestad (Universidad Autónoma de Coahuila, escritores coahuilenses 2012). En los primeros versos: “Poema/ eje del tiempo/ que dirás de mí/ de mi voz / de esta sangre que atenaza y permanece”, el dolor queda al descubierto; en hilo invisible, el alma.
No estamos hechos para la felicidad y si lo estamos, esa delicada forma de interactuar, se borra. Es la oscuridad, el polvo, o una ley o muchas de estas (las dictan animales que efectivamente no saben) que son basura. El hombre desconoce la dirección exacta. En este “paraíso” (el dolor también es paraíso) el poeta demanda: “Que no se pierdan nuestro canto y sus estrellas”.

“El remedio casual”, apartado inaugural del libro, es recuento de la conducta del hombre, la miseria que es y en la que vive, la tempestad en la que despierta, habla, entiende, negocia y ama. De vez en cuando, ama.

La segunda estancia: “Sorbos del bar: epígrafes del sinsentido”, luego del licor, ese huésped en el interior del cuerpo, las imágenes son trote inmediato. En el ritmo, el vuelo de la cabeza y los sentimientos que son ruleta, el poeta contempla y escribe:

Seguiremos bebiendo hasta el final de los dardos
hasta que nos duela la Rockola con su infección de a dos por cinco
y salgamos al reembolso de un aire
que pega y duele más que un sacacorchos.

La poesía de Maldonado, como la de Baudelaire, es directa, segura, franca. El lenguaje, esas luciérnagas verbales y el bar como otro templo, son trámite para la escritura. En éstos, se muestra el verdadero estado del hombre. El hombre abusa, pisotea, apabulla, asesina. O se pone de pie y busca en las banquetas labios ajenos, el aroma “afritangado” de un blusa. El bar es templo, sí. Y la muerte:

Elvia
te quieren matar
ya no vendas madrugadas
deja de lavarte en las banquetas […]
te quieren matar
cambiarte de bolso a empaque negro […]

El apartado que da título al libro, el poeta hace referencia a un hombre que sale de sí mismo y se enfrenta a la ciudad. La ciudad, bajo el frío, el calor, la lluvia, la tempestad, esas batallas sin tregua, se erige. Y sus contrastes: las tardes de un cielo intacto, el auto que se le echó encima al transeúnte o quien mendiga limosna y “nos convida con su hedor hirviente de miseria”. El hombre, sin embargo, alcanza por breves instantes el horizonte de ráfagas furtivas y puede irse a la cama como quien se cree libre de la obligación de vencer lo que el destino le depara; lo que el nosotros.

Poesía de dolor es la poesía de Daniel Maldonado. El poeta se devela y pretende salvarnos. No cualquiera mira de frente lo destruido, lo despedazado; no cualquiera, la soledad y la indiferencia. No cualquiera señala la ruina y funda sobre ella su trabajo: una poesía de hondos huesos y articulaciones. Arrancada la tempestad, su ejercicio, retornan la fe y la esperanza:

Que no se desbarate el gozo.
Que sigamos fundados en el irrespetuoso ámbito de la luminosa vida.
Que no nos oscurezcamos y le demos a la sombra su pulido brío en el barro negro.
Que nada nos agriete el desamparo.
Que la penumbra sea una matriz de insomnios desbocados.
Que nada falte en tu rumor dormido y que la sangre habite incalculables llamaradas.
Que nada te hiera, ni el ardor del cosmos.
Que tempestades de dicha te cobijen y que la dicha sea en ti los sortilegios.

________________
nadia contrerasNadia Contreras (Quesería, Colima, 1976). Escritora y maestra. Sus últimos libros publicados son: Cuando el cielo se derrumbe, Pulso de la memoria, Presencias y El andar sin ventanas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s