Libros/Poesía

Alforja de Caza

Xavier Oquendo Troncoso
Alforja de Caza
La Cabra Ediciones
México, 2012
128 pp.

Por Eduardo Langagne    

Fruto de la cuidadosa tarea de la editora María Luisa Martínez Passarge, La Cabra Ediciones nos ofrece ahora un nuevo libro del poeta ecuatoriano Xavier Oquendo Troncoso: Alforja de Caza.

Conocedor profundo de la tradición poética de su país como parte de la américa latina -que nos dio una figura señera en Jorge Enrique Adoum, entre varios mas-, Oquendo nos propone no sólo no desatender sino vincular el contacto emotivo con la generosa musicalidad de nuestro idioma. Con ese recurso bien manejado, que es parte de las numerosas cualidades de su esmero formal, Oquendo expone una poesía rica en matices y diversa en tratamientos poéticos. Alforja de caza es un poemario que reúne tres libros anteriores editados en su país y nos acentúa con ello la conveniencia de congregar los poemas en volúmenes sucesivos para ofrecer nuevas lecturas a través del tiempo, comprendido en el corto plazo del trabajo constante e ininterrumpido, para llegar a las manos de nuevos públicos lectores; después de todo, sugiere Fabio Morábito, la poesía es siempre inédita.

En esta ocasión la inmensa plaza central de México, como receptora de la Feria del Libro de la ciudad, fue el espacio que acogio la presentación de este nuevo título de una editorial que ha orquestado una colección propositiva para nuestra literatura. Poesía actual, contemporánea, cuya procedencia desde distintos territorios del continente la hace más atractiva aún.

En Alforja de caza hay símbolos y signos sumamente connotativos que se asoman desde el comienzo de la lectura de este libro de Oquendo; en él se advierte la importancia de la presencia del agua y la evocación de un paraíso perdido que al mismo tiempo establece un territorio para el encuentro vital con la infancia. La buena lectura en voz alta de Oquendo, para quienes hemos tenido oportunidad de escucharlo, hace resaltar esa notable y apetecible musicalidad de cada uno de los textos que aun en su lectura silenciosa dan cuenta de la cualidad sonora que anoté líneas antes. Se puede observar con plenitud la mirada retrospectiva que sabe traer hacia el poema los elementos más importantes de ese discernimiento de la memoria.

El prólogo de Vilma Tapia Anaya da buenas sugerencias que esbozan el cuadrante que un lector puede tomar para seguir su propia ruta al leer el libro de Oquendo. La prologuista señala con tino la acepción que el término caza propone en este libro de poesía como acción, transición; es el movimiento del nómada, la experiencia fundamental. Los poemas que Xavier Oquendo deposita en esta Alforja de Caza proceden de Después de la caza (1998), La conquista de agua (2001) y Salvados del naufragio (2005).

Es sugestivo, en mi propia lectura, sentir en la palabra homófona casa de qué manera el hogar, el lugar que uno habita, es también esencial en esta poesía: resulta claro que Xavier Oquendo ha enviado al espíritu de viaje, lo ha enviado a buscar el alimento, a cazar el alimento. Le ha pedido descubrir cómo es el mundo fuera de la casa, alejado del entorno más amigable. Así, luego de la aventura, de la observación distinta, del cotejo emocionado, el retorno es intensamente expresivo, contiene la experiencia vital que le permitirá al poeta conocer mejor aún su espacio íntimo y reservado.

Los viajes son fundamentales para esta poética. Los homenajes a sus lecturas, los trayectos de reflexión y sensibilidad dan por resultado poemas sumamente conmovedores realizados con un magnífico oficio maduro y ceñido. La poesía de Xavier Oquendo ocupa un lugar relevante en el ámbito continental. Su producción constante nos deja saber que esta continuidad nos dara nuevos libros que confirmen su permanecia en la poesía escrita en nuestro idioma.

_____________
Eduardo Langagne. Poeta y traductor. Maestro en Letras Latinoamericanas por la UNAM. Miembro del Sistema Nacional de Creadores.  Con  Donde habita el cangrejo (1980) fue el primer poeta mexicano en obtener el Premio Casa de las Américas. En 1990 obtuvo el Premio de Poesía Gilberto Owen y en 1994 su libro Cantos para una exposición lo hizo merecedor al Premio de Poesía Aguascalientes. En 2010 recibió la Medalla de Plata Juan Manz Alanís, de APALBA en reconocimiento a su obra, incluida en alrededor de doce títulos editados por el Fondo de Cultura Económica, Editorial Planeta-Joaquín Mortiz, Casa de las Américas, Universidad Nacional Autónoma de México, Universidad Autónoma Metropolitana, entre otras editoriales, y más de treinta antologías publicadas en diversos países.
Sus libros más recientes son: las traducciones de 35 Sonnets, de Fernando Pessoa, 2006 (Calamus-INBA) y Todos los ritmos: Siete poetas del Brasil (Secretaría de Cultura de Puebla-Círculo de Poesía), 2012. Publicó Otra cebolla de cristal, cuentos, (Ed. Ficticia-UNAM) y Lo que pasó esto fue, poesía, (La cabra ediciones), en 2009; además de la plaquette Trenes, Ed. Parentalia, 2010 y Reposo del Guerrero (Universidad del Externado de Colombia) en 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s