Crítica/Libros/Poesía

La geografía de los solos

Solos
Xavier Oquendo Troncoso
Colección literaria Almuerzo Desnudo
Editorial Mar Abierto
Quito, Ecuador, 2011

La soledad es un territorio plural, ahí el oficinista soltero, el jubilado y la viuda se encuentran, se miran con sospecha. Los solos habitan en esa geografía de bloques de departamentos, de cubículos de oficina, donde algunos navegan la noche frente a sus monitores, se inscriben en una red social y escriben mensajes como quien lanza una botella al mar con una nota de rescate. Esta es la materia con la que Xavier Oquendo Troncoso construye Solos (Mar Abierto, 2011), libro dividido en cuatro ejes temáticos, donde la condición solitaria del hombre contemporáneo se devela.

En “Solos” y “Nacimiento del dolor”, aunque están definidos como dos apartados, la temática de la soledad lanza una línea que los sujeta. En el primero se describe la fisionomía anímica del solo, en el otro la geografía del lugar que anhela: “Ese rincón donde la luz no se refleja,/ en ese desván de la casa de todo hombre,/ ahí te habito, como una hortensia de alameda”. Al leer estos dos apartados, en una época donde la tecnología multiplica las formas de comunicación instantánea, volvemos a vislumbrar la paradoja de nuestro tiempo, las múltiples formas de estar conectado no aminoran nuestra soledad.

“La posta”, largo poema en la tradición de Jorge Manrique, se reflexiona sobre la paternidad como en un juego de espejos y funciona como un intermedio en la anatomía del libro.

Tarde o temprano
seré padre de mi padre…

Aquí la tensión lírica se concentra en un camino muy distinto al anterior, abonado al carácter heterogéneo del volumen.En “Esto fuimos en la felicidad” damos con una serie de poemas que a su vez conforman el “Diario de los Bíblicos”, donde el yo lírico construye con materiales domésticos y la nostalgia como guía, entrañables pasajes protagonizados por un grupo de amigos, apóstoles de una nación perdida, donde expresiones de la cultura popular apuntalan el contexto histórico de los episodios referidos. Este apartado contiene poemas de alta factura como “El primer país”, “El segundo a bordo” o “La Bohemia”; cada uno es una coordenada que traza una línea de una vida en común que se desdibuja.

Finalmente, “Nostalgia del día bueno” nos ofrece una serie de poemas que es un diálogo intertextual con Yves Bonnefoy y Antonio Gamoneda, en el que hay un trabajo íntimo apuntalado con imágenes claras donde el mundo se nos muestra con una luz mucho más ligera.

Solos es un rico muestrario en temas y formas, donde Xavier Oquendo, voz fundamental de la poesía ecuatoriana de los últimos años, nos muestra sus recurrentes obsesiones, así como la riqueza de su registro poético.

____________________
MIJAIL LAMAS es poeta, traductor y crítico. Nació en Culiacán, Sinaloa, el 22 de febrero de 1979. Ha publicado los libros de poemas Contraverano (2007), Cuaderno de Tyler Durden seguido de Fundación de la casa (2008) y Un recuento Parcial de los Incendios, selección de poemas(2009). Obtuvo el accésit del XXVII Concurso de Poesía Ciudad de Zaragoza en 2011  y el Premio Nacional de Poesía Clemencia Isaura en 2012. Twittea en @mikhailenko

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s